Hoy en día las personas están expuestas a multitud de enfermedades, unas más comunes que otras. En algunos casos, hay quien padece enfermedades más complejas que requieren de un tratamiento con la misma característica pues las medicinas ordinarias no funcionan de manera positiva.

Es en esos casos que los medicamentos de especialidad entran en juego. Un medicamento de especialidad se define como aquel que es utilizado para el tratamiento de enfermedades crónicas o condiciones médicas complejas como enfermedades del tipo de la esclerosis múltiple o la artritis. 

Requieren de más especificaciones que otros medicamentos de uso más común. Por ejemplo, deben mantenerse bajo cierta temperatura, su forma de administración es especial, requieren de monitoreo y es necesario presentar receta médica para su compra.

Si usted requiere medicamentos de especialidad, cuente con Farmacia de Dios. Ofrecemos medicamentos de oncología, terapia intensiva, endocrinología, hematología y dermatológicos a los mejores precios.